jueves, 17 de diciembre de 2015

Conquista tu Castillo


Por Jacqueline Tineo
Dios nos regala dones y capacidades para que podamos caminar por la vida con todas las herramientas necesarias para construir  el castillo que mereces.
¿Qué pasa cuando no logramos lo que anhela el corazón, y para los propósitos con que fuimos cread@s?
Sencillo, puede ser una de estas razones:
Internas
1- No reconoces aún esos dones que Dios te ha dado.
2- Tienes miedo de tu propia grandeza
3- Vives con temor a equivocarte ( te olvidas, que de los errores aprendes)
4- Falta de iniciativa y coraje
5 Creer en ti
Externas
1- No valoran ni reconocen tu potencial
2- Envidias y egoísmos no te dejan avanzar
3- Competencia desleal.
4- Discriminación
¿Cómo podemos reconocer lo que somos y tenemos y salir tras la conquista del Castillo prometido?
1- Rompe con los paradigmas
2- Lanzate aunque no conozcas el camino
3- Activa la creatividad, reinventate cada día
4- Lee mucho sobre grandes líderes, empezando por Jesús, el Hijo de Dios.,
5- Escribe todo lo que te llegue a la mente
6- Haz silencio y contempla
7- Habla y actúa con prudencia y coherencia
8- Rompe, saca y vota todos aquellos sentimientos de dolor, rencor, odio que te aprisionan.
9- No permitas que el miedo, la ansiedad, puedan más que tus sueños.
10- Empieza a reconocer que eres criatura perfecta de Dios, porque desde antes de nacer ya había pensado en ti.
11- Amate, valorate, reconoce que eres luz, únic@ en la tierra.
12- Permite que Dios sea el centro de tu vida, y aquí encontrarás todas las respuestas, y fuerzas, para caminar por la vida y volar con la amplitud de las alas que fuiste cread@.


TOMA LA DECISIÓN HOY DE AFIANZAR QUIÉN ERES, DE AMPLIAR TUS ALAS, Y CAMINAR HACIA TU CASTILLO.

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Belkys. Me alegra te haya sido interesante mi reflexión. Un abrazo.
      Feliz año 2016

      Eliminar

Tejiendo Sueños, Sólo noticias positivas que inspiran y dan luz, con un toque profundo y de rostros humanos!. Reflexiones, reportajes, pensamientos, historias que llegan a tu corazón!.
Gracias por tus comentarios.