miércoles, 29 de julio de 2015

SIEMPRE EN CAMINO

En medio del camino



Por Jacqueline Tineo

El camino es como la vida misma.
Tiene doble vía, los que vienen y los que van, los que podemos transitar libres de obstáculos, teniendo siempre en cuenta las señalizaciones del camino y la dirección exacta para no perdernos en el sendero, y hay caminos de una sola vía. Es o no es. Es la via que tú eliges, o te obligaron a tomar. Puede confundirte, porque no presenta.muchas señalizaciones, pero casi siempre son caminos con una sola dirección, y es difícil retroceder, más NO imposible para Dios.
En el camino hay direcciones, y bien claras, aunque hay caminos pedregozos, polvorientos, estrechos, densos y llenos se neblinas, peligrosos... y sin importar la situación, hay un camino para recorrer. Para algunos no hay problemas porque no le temen a los obstáculos, otros se devuelven por el miedo, algunos nisiquiera se atreven a dar un paso.
Es permitido rebasar en la carretera teniendo las precauciones debidas para no causar daños, asi también la vida del ser humano. Algunos mirando sus posibilidades, sus destrezas, deciden rebasar y no quedarse atrás, esperando que el otro llegue a su ritmo. .. y he aquí donde el camino se vuelve más interesante, y nos da la lección para nosotros caminantes: estamos siempre en camino, y en medio del camino nos encontraremos, con los que guian de acuerdo a las leyes de tránsito, a las leyes de Dios, hay de aquellos impetuosos imprudentes que se hacen daño y ocasionan hasta muerte por no manejar bien su vehículo ni su vida, siendo este un desastre total...
... Y asi transcurre el camino y la vida... con sus hermosos paisajes, con sus sombras y sus luces, con sus alegrías y sus tristezas, con el vuelo de las aves, con la quietud de la brisa, y en este camino hemos de respetar el ritmo de cada persona.
En el camino existen los puentes, los que unen, los que posibilitan seguir el camino. En la vida, esos puentes, son nuestras familias y amigos, son nuestras decisiones las que nos conectan, y nos ayudan a cruzar a la otra orilla, al otro lado, a llegar al destino señalado.
Somos camino, somos un destino con un propósito, somos vías, somos senalizaciones, somos sendero, somos búsquedas. ..no hay que temer a tomar la ruta pautada, sólo hemos de guiarnos por las señalizaciones del camino, por las señalizaciones de Dios.
Si te detienes en el camino, que sólo sea para sentarte bajo las sombras de los árboles, contemplar y escuchar el susurro de Dios al oído que te dice: Te amo con amor entrañable, No te detengas, sigue tu camino, yo camino a tu lado y contigo siempre estaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tejiendo Sueños, Sólo noticias positivas que inspiran y dan luz, con un toque profundo y de rostros humanos!. Reflexiones, reportajes, pensamientos, historias que llegan a tu corazón!.
Gracias por tus comentarios.