miércoles, 29 de julio de 2015

MI OTRO PASAJERO

Por Jacqueline Tineo

Salí de casa un tanto de prisa. Mientras iba manejado me percato que en mi vehículo llevaba otro pasajero, nada más y nada menos que esta lagartija, quien se aferraba al cristal con sus diminutas uñas y evitar ser arrastrada por el viento. 

Al verla, reduje la velocidad para ayudarla a mantenerse, mientras pudiera estacionarme, y ella pudiera salvarse de aquella pesadilla.

Mientras le hablaba a mi hijo del peligro y susto que podía sentir esa pobre lagartija, dije en voz interior: a veces nosotros sin querer, también subimos a un vehículo - situaciones y luego sin darnos cuenta nos encontramos al borde de la muerte, y sólo un milagro podría salvarnos.

Miraba a la pequeña lagartija y admirable esa su fuerza de voluntad. El viento la movia pero ella seguía aferrada a la vida. Y volví a decirme en mi interior: cuántas veces he sobrevivido a las inclemencias del tiempo, a las tormentas huracanadas?
Esta lagartija confió posiblemente en su creador, y nosotros hemos de confiar en nuestro único Salvador. JESÚS DE NAZARET

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tejiendo Sueños, Sólo noticias positivas que inspiran y dan luz, con un toque profundo y de rostros humanos!. Reflexiones, reportajes, pensamientos, historias que llegan a tu corazón!.
Gracias por tus comentarios.