miércoles, 19 de septiembre de 2012

Las decepciones un paraiso de incertidumbres

Por Jacqueline Tineo

Las decepciones, duelen, matan a veces. Y duelen más, cuando tú eres generoso, apasionado y entregado a Lo que haces. 

Te dejan un sabor amargo y ganas de llorar porque no comprendes o no quieres entender, que no todas las personas piensan de igual forma. Mata, porque te ilusionas con un sueño ya por realizarse, pero como hay sueños realizables que dependen de otros, te deja sin aliento los silencios otorgados, porque hasta en las palabras esperadas te decepcionan. 

Duele porque creiste en personas que las considerabas elocuentes y hasta con visión de futuro. Duele, y sí que duele, porque sabiendo de las capacidades, del deseo de dar y recibir te cierran las puertas en tus narices sin una explicación. Ah, pero duele, porque también puedes ser objetos de burlas ante una posible derrota.

Duelen y matan las decepciones. Sí, es verdad, pero también tenemos la capacidad de ver más allá de un fracaso, la puerta, el camino y la osadía escondida para iniciar nuevas búsquedas, nuevos horizontes.


No dejes que éstas decepciones, apaguen el brillo de tus ojos ni corten tú sonrisa. Cree en Dios, Cree en ti. Todo sucede por algo. Se feliz y no pierdas NUNCA, la FE en el que todo Lo puede, tu Dios.


MERECE TU ATENCION

 

Por Samuel Santana




Atención a los políticos

Un gran número de nuestros políticos pierde la cabeza

Uno no puede decir que todos los políticos son iguales. Los hay que están cargados de muy buenas intenciones y que son portadores de grandes valores.

Sin embargo, tenemos muchos que son sumamente terribles.

Y el daño que hacen no tiene nombre.

¿Hasta dónde llegará la sociedad dominicana soportando tantas bellaquerías, veleidades, marrullería, maldad y diabluras?

Un gran número de nuestros políticos pierde la cabeza, la cordura, los modales y la buena conciencia cuando se ve manejando poder y dinero.

Son fieles seguidores de la doctrina maquiavélica en el sentido de no parar en la industria del engaño porque el éxito no se empañara ante la mentira descubierta mañana.

Pienso que la sociedad dominicana debe llegar al punto de ser más exigente, cauta y selectiva en la decisión de otorgar posiciones a los políticos.

No se puede seguir en este frustrado sendero de llevar a la administración de la cosa pública a puros lobos rapaces, que lo único que desean ansiosamente del rebaño es sólo la lana, la carne y la leche.

¡Santos cielo! Es que ya ni se guardan las apariencias.

En un país de tantas necesidades, carencias y precariedades muchos de estos señores se sirven del erario como reyes en sus vastos imperios, satisfaciendo sus desbordadas apetencias sin importarles el dolor de los que nada tienen. La realidad concreta es que en la República Dominicana muchos líderes políticos convierten el Estado en una francachela a favor de sus propios intereses, de su familia, de relacionados y de grandes amigos.

Esta maldita tendencia no cambia. Es cada día peor.

¿De dónde vendrá nuestro socorro?

¿Será Dios mismo quien tendrá que estremecer los cimientos de esta tierra hasta hacer que la conciencia de quienes gobiernan entre en razón?

46 mil 73 Bancas de Loterías y apuestas deportivas

 
 
Reflexion de Franklin Veloz
 
A donde ira a parar un país como la República Dominicana con 46 mil 73 bancas de loterías y apuestas deportivas? Hasta diputados envueltos en estos negocios de azar que fomentan la desgracia, pobreza, robos y delincuencia. Hay viciosos que realizan un montón de maniobras y diabluras para jugar y de esta manera queman, tiran parriba los pocos pesos que se ganan con el sudor y también de formas ilícitas. Al presidente Medina que meta mano para exterminar este maldito flagelo que carcome la estabilidad de la familia, de la sociedad y por ende de la nación. Este país lo que necesita son mas escuelas, mas atención en el Ministerio de Salud, mas fuentes de empleos, mas hombres y mujeres sensatos que amen a Dios, a su familia y su gente.

Vida Nueva Radio www.vidanuevaradiotv.com
Escúchanos, quedaras atrapado!

La incertidumbre llegó y se apoderó de la quietud



La incertidumbre llegó y se apoderó de la quietud.

Se sentó en la mesa y de adueñó de todo lo que había en ella.
Se siente una sensación de soledad, de vacío, dolor y hasta de sentir y preguntarse si ha valido la pena los esfuerzos y sacrificios!. Ella la incertidumbre se robó la quietud,  apagó la luz y sólo queda una estrella tratando de indicar el  camino a seguir.
Muchas preguntas se acercan y acorralan, y  más lo poquito de conciencia que hay,  quiere huir y no responder, por no decir o hacer lo que piensa…. La incertidumbre te hace pasar un trago amargo!,  e incluso te lo hace beber y hasta vomitar, es ella un mar embravecido, que si te descuidas, te hace caer y sumergirte a lo profundo, y te obliga a tomar una de las dos opciones que te da: correr contra corriente y morir en el mar de las confusiones, o ahondar más profundo y VER  de cerca lo que tiene tu propio mar y así clarificar, dar nombres y patear todo lo que la incertidumbre no te deja ser y hacer.
La incertidumbre llegó  y se apoderó  de la quietud, mas nunca pudo robarle sus sueños y anhelos profundos de volar, ser una estrella de mar, una estrella del cielo y brillar con su propia luz! 
Autora: Jacqueline Tineo

Comunicación Política


“Participación ciudadana o democratización de la palabra”
 

Por Jacqueline Tineo

Hablar de comunicación política sería como hablar de “participación ciudadana o democratización de la palabra” según mi juicio democrático, y nos es difícil dar una opinión o hacer una crítica sobre el papel que deben desempeñar los medios de comunicación y en su defecto desde una comunicación política que construya la democracia.

 Cuando Vicente Fox, expresa en un comunicado  que “la política es como un arte de buscar el bien común dela sociedad, cuya responsabilidad recae no sólo en los gobernantes, sino también en los partidos, en los ciudadanos y en las diferentes organizaciones sociales o grupos intermedios”, no se equivoca, puesto que qua cada ciudadano tiene el deber de construir con los procesos de cambios de la sociedad, de su país, y desde luego, tiene derecho a estar informado, a pedir rendición de cuentas y de todos aquellos temas de interés ciudadano. 

 Si bien es cierto que los medios de comunicación han de jugar un papel neurálgico en la calidad informativa, logrando que esta sea cada vez mas objetiva, confiable y oportuna, también es cierto,  como  señala Carlos Lavore que “las telecomunicaciones y el espacio audiovisual están quedando bajo control hegemónico de grandes conglomerados de la información y el entretenimiento sin ningún tipo de regulación y con todo lo que ello implica en la construcción de las noticias, en la visión del mundo, en el desarrollo de la educación y en la conformación de la cultura propia”.  Y es esta realidad de oscurantismo, la que  nos aleja de una construcción de la de democracia y a la democratización de la palabra.
Tanto Fox como Lavore, señalan realidades muy puntuales, que nos hacen tomar en cuenta  la gran necesidad de formar a excelentes comunicadores para que estos a su vez defiendan la verdad, la necesidad de impulsar la participación igualitaria de los ciudadanos en la vida política y desde luego favorecer la democracia; por otro lado, romper con este “casamiento” entre medios de comunicación y el Estado, para que las informaciones sean cada vez mas veraces y objetivas, y que esto permita que la ciudadanía se sienta partícipe de los procesos de cambios desde de una comunicación política participativa.

Nos urge impulsar con mayor ahínco el volver a CREER  en que la verdad, la libertad, la democracia, es posible lograrla desde una construcción entre todos, de no callar ante las injusticias,  las falsedades, la corrupción que quiere adueñarse  de la verdad.


Realmente necesitamos UNA REVOLUCION  DE PENSAMIENTO, para que la “REVOLUCION TECNOLÓGICA DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN”, puedan tener frutos democráticos, y puedan fertilizar  raíces de una sociedad que CREA EN EL CAMBIO, QUE CREA EN LA DEMOCRACIA,  porque cuantas más personas nos involucremos de manera consciente en fortalecer la DEMOCRACIA, más rápidos y visibles serán los procesos de cambios.

 

 

Para volver a empezar


 

Para volver a empezar se necesita de mucha voluntad. Para volver a empezar se necesita despojarnos de la armadura vieja y quizás oxidada, para volver a empezar se necesita el coraje para emprender con osadía nuevos caminos desconocidos. Para volver a empezar debes CREER que tu caída es sinónimo de levantarse, porque es en la caída y el dolor que sientes donde encuentras tu mayor fortaleza. LEVANTATE, ES TU MOMENTO, LEVANTATE PORQUE NACISTE PARA GANAR. (Jet)