lunes, 8 de octubre de 2012

Vacío, necesidad. Tengo sed de TI



 Por Jacqueline Tineo

El  ser humano, vive en constante búsqueda. Gira y gira y no sabe a dónde va, no sabe lo que quiere, no sabe lo que busca, y vuelve a llegar al mismo lugar: al vacío.

Le llamo vacío existencial. Un vacío, que sólo perdiéndote, podrás encontrarte con tu propio ser, con tu silencio, con tu otro yo que te revelará, qué es lo que te hace falta de verdad. 

Ciertamente, vivimos en  mundo globalizado, que nos empuja y sumerge a vivir en un  mundo superficial, plástico y egoísta. Desgraciadamente, este estilo de vida, nos conduce a vivir acelerados, donde ya no nos damos tiempo para dejarnos sorprender por las pequeñeces de la vida.

Necesitamos mantenernos orientados en la búsqueda sincera y real de la verdad y la libertad. Trabajar por la construcción de una autenticidad vivificadora que llene nuestro propio vacío y de luz a la sociedad. Nuestro cambio transformador, llenará esos vacios existenciales, y dejará de lado, la hipocresía.  Solo teniendo un corazón lleno de Dios, seremos radicales con nuestras opciones y así desaparecerán las mentiras, las falsedades, el egoísmo sutil de muchos líderes, la hábil demagogia que encierran frases grandilocuentes, la indiferencia dolorosa ante el dolor y la miseria de gran parte de la humanidad.

¿Por qué tantas iglesias y sectas religiosas?, ¿por qué tanta necesidad de “estar” en un lugar, de sentir la presencia de un Dios que no vemos, pero que sí podemos sentir?, porque aun estamos buscando como llenar el vacío de  nuestra alma, porque aun no hemos encontrado el verdadero sentido de la vida que la llene a plenitud.

Es hora de llenarnos, de Dios, sólo EL puede llenar este vacío existencial.  Ni un amor, ni un hijo, ni todo el dinero del mundo podrán llenarte.  Necesitamos vaciarnos de las mediocridades, sanar heridas, empezar a aceptar la propia vida como un Don, un regalo de Dios, ver nuestra vida como una “Esperanza”. Sí, TU VIDA ES ESPERANZA.

Hecha fuera aquello que te esclaviza y llena tu vida de amor. Llénala de Dios y tu vida jamás estará vacía. Jamás tendrás necesidad, porque ya encontraste la fuente que sacia tu sed: Jesús, tu Dios.


2 comentarios:

  1. La verdad, si tubiesemos el control de todas las emociones de que somos capaces de sentir ,y, pudiesemos a nuestro antogo cambiarlas ,este mundo seria un total absurdo.
    Sufrimos estos vacios emocionales,para poder sentir,y,para poder disfrutar de todo lo que nos rodea,y,son muy ciertas tus palabras,y, muy emotivos tus sentimientos.

    ResponderEliminar
  2. Creo saber que quien escribe es José. Ciertamente, este mundo tiene este sabor por todas las contrariedades que tiene, más mejorar algunas de ellas, la haria mas humana y mas hermosa.

    ResponderEliminar

Tejiendo Sueños, Sólo noticias positivas que inspiran y dan luz, con un toque profundo y de rostros humanos!. Reflexiones, reportajes, pensamientos, historias que llegan a tu corazón!.
Gracias por tus comentarios.