martes, 30 de octubre de 2012

Como lograr el éxito de una empresa para no desaparecer

Una empresa que no reclute a profesionales capacitados, que no invierta en producciones de calidad, y que no sea capaz de revaluarse así misma, realizando si es preciso, un análisis FODA, lamentablemente, se está condenando a desaparecer.

Por Jacqueline Tineo
El Trabajo
Dicen algunos que el trabajo, ya de por sí, la sola palabra lo dice todo: trabajo.
Otros pensamos que el Trabajo dignifica al hombre y a la mujer, porque  les permite desarrollar sus destrezas, y sobre todo, les da la oportunidad de hacer lo que les gusta  y obtener  con dignidad, una remuneración para su sustento y bienestar.
Claro, y desafortudamente, no todos logran estar en el trabajo de sus sueños, en el puesto deseado, hacer lo que realmente les gusta hacer y trabajar desde la profesión por  la que pasaron años estudiando, con la ilusión de verse un día realizados como profesionales del saber  en el área elegida.
¿Cuándo el trabajo se convierte en verdadero “trabajo”?, cuando te ves obligado a realizar labores por necesidad.  Aunque,  cabe destacar de aquellos hombres y mujeres, que han abrazado su  trabajo con alta dignidad, y no les ha robado las esperanzas, las alegrías, y sobre todo, de hacer su trabajo con la frente en alto y sintiéndose agradecidos de la vida y  por lo que realizan.
 
El éxito de una empresa
Pero, se han preguntado ustedes, dónde radica  el éxito de una empresa?, el éxito, incluso, personal? En varios puntos, según mi análisis, al evaluar varias empresas.
1.      Tener profesionales capacitados en las diferentes áreas
2.      Empleados apasionados y entregados por lo que les gusta hacer.
3.      Dar los reconocimientos merecidos a los esfuerzos de sus empleados.
4.      Asensos merecidos por los logros obtenidos
5.      Reajustes y/o aumentos de sueldos, vacaciones pagadas
6.      Ofrecerles a los empleados un ambiente relajado, pero respetuoso y responsable.
7.      Hace sentir a sus empleados únicos responsables de sus tareas.
8.      Brindar confianza y amistad sincera
9.      Trabajos en equipo, desde el diseño estratégico para lograr los objetivos y las metas.
10.  Estudios continuos. Seminarios, talleres, diplomados etc.
11.   Estar en constante renovación ( uniformes, si es parte de su imagen corporativa, renovar pinturas del edificio, rediseñar si es necesario, etc )
Un ejemplo
Empresas como Google, por mencionar una, ha logrado ser una de las mejores empresas a nivel mundial, y ser reconocida como una de las empresas, donde “toda la gente” quiere trabajar, y pues claro, hasta yo!, con eso de que ofrece hasta gimnasio, espacio de juegos para los niños de sus empleados, espacios de masajes, “pizarras de ideas” por todos  lados, toboganes o bajantes, si no quieres usar el ascensor o escaleras!, es decir, que sus empleados se sientan como en su propia casa.  Bueno, así cualquiera, no? Aquí pueden conocer más (http://es.scribd.com/doc/2331962/Asi-se-trabaja-en-Google).\
Condenados a desaparecer?
En el mundo empresarial y laboral,  hay aún muchas cosas sombrías. Una de ellas, es que aún los trabajos se consiguen por “palas”,  “cuñas” o “padrinos”, realidad ésta, que deja fuera del juego de las posibilidades a los profesionales capacitados y de experiencias, a veces sepultándolos en vida. Pero si éstos a su vez,  tienen temple y osadía, no les queda de otra, que crear sus propias empresas, la cual tendrán ventajas a favor y en contra.
Otra situación lamentable, es que los profesionales, que han hecho un currículo de excelencia, tanto académicas como en experiencias, se ven replegados, porque las empresas prefieren a un novato recién graduado, porque pueden pagarle un sueldo mínimo.
Una empresa que no reclute a profesionales capacitados, que no invierta en producciones de calidad, y que no sea capaz de revaluarse así misma, realizando si es preciso, un análisis FODA  (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas), lamentablemente, se está condenando a desaparecer.


sábado, 27 de octubre de 2012

De la sencillez de la Selva peruana, a una guerrera de la vida. Ella, es Elsa

Elsa Peñaherrera

Por Jacqueline Tineo

Con una sonrisa a flor de piel, aquella mujer diminuta, de ojos claros, y pelo negro azabache, nos recibió en aquel entonces,  en su restaurante de comida  selvática en la Av. Bolivar, Lima  Perú,  Elsa Peñaherrera Saldaña.

Un ambiente festivo, al estilo de la selva peruana, nos acogía aquel lugar. Escuchábamos la música típica de la selva y al ritmo de ella, recibimos unas clasecitas de baile, de la que salimos casi expertos, y para refrescar el ambiente ya acalorados, recibimos  una rica bebida típica preparada a base de frutas  silvestres únicas de la selva peruana. Maritza, joven consagrada y amiga, fue el enlace y la culpable de  que yo conociera  a Elsa y que hoy pueda decir, que gracias a ella, creo firmemente en la fidelidad y las amistades que no conocen fronteras, culturas, idiomas, porque donde quiera que haya un corazón, hay un espacio para cada ser.

Elsa, con su dulzura, y sus atenciones, poco a poco fue robándose nuestro cariño, la que nos dejó con ganas de volver a aquel lugar tan agradable, y desde luego, por las ricas comidas que ofrecían como el “Patarashca con Tacacho”  (pescado y mofongo), o el rico plato de Tacacho con cecina.
Patarashca


Tacacho
Desde el día que nos conocimos, a inicios del  2000, en Lima Perú, hasta la fecha de hoy, hemos cultivado con Elsa una de las amistades mas hermosas, y fieles, que jamás haya tenido.

Lo poco que he conocido de Elsa, es suficiente para poder describirla como una mujer amorosa, entregada, arriesgada, generosa, delicada,  y fiel.  Elsa, quien tiene varios hermanos más, es la única soltera, y que quizás por eso, sus hermanos le han dejado llevar  una carga, a veces ligera, y en ocasiones muy pesada: Atender a sus padres enfermos.  Gracias al diálogo familiar, y a la comprensión, Elsa puede tener más tiempo para ella, porque hay mayor colaboración entre sus hermanos.

Elsa, siempre ha sido una mujer luchadora, una mujer que desde la sencillez de la Selva, de su pueblo Tarapoto, San Martin,  supo levantarse y seguir tras sus sueños: Convertirse en una mujer empresaria.

Ha tenido varias empresas, como restaurantes, tanto en Lima como en la misma Selva y la que últimamente se ha dedicado, es ser  la propietaria  de Comercial Peñaherrera. En este negocio ella vende desde ropas, hasta agua. Elsa ha extendido su mercado en vista a las necesidades de la gente de su pueblo. Para abastecerse viaja constantemente a Lima, unos  1,445 Km, 22 horas en autobús. Como verán, todo un día de viaje, al que para ella es como ir “de aquí allí”.

Tacacho con cecina
El trabajo para Elsa, es sagrado. Cree que dignifica a las personas, y que para llegar a tener algo, hay que sacrificarse y trabajar duro. Por eso, es una guerrera de la vida. No le tiene miedo a los desafíos que la vida le pone. Los asume con gallardía, y emprende el camino, como experiencia que siempre le dejará una enseñanza.

Elsa, mujer soltera aún, sueña con encontrar a un hombre que la sepa amar, respetar y valorar, un hombre que le devuelva la confianza de volver a creer en el amor, y que quizás le ayude a sanar heridas causadas por el amor.

Siempre en búsqueda de Dios, de escucharse así misma, para poder comprender los misterios de la vida. Es una mujer que se sabe necesitada de Dios, porque reconoce que sólo el conoce el corazón de cada persona, y desde luego sólo Dios conoce los secretos de su corazón.

Gracias Elsa, por ser mujer de inspiración, superación, y fiel amiga. Gracias por marcar la diferencia y demostrar, que no hay fronteras, que ni hay tiempos ni espacios para expresar sentimientos tan hermosos, como el amor de una amistad genuina.

 Me siento orgullosa de tener amigas como tú,  fiel, genuina, que sabes  inspirar, que sabes sacar tiempo para una llamada telefónica.  Gracias Mujer de Luz, guerrera de la Vida.



Aferrados a la esperanza

 Por: Dominga valdez

La mañana aun iniciaba, aquella sala estaba atestada de sillas de ruedas, padres asueñados por madrugar, para poder alcanzar un turno, de los cientos de personas que acuden a las Clínicas de Distrofia Muscular, en el Hospital Auxilio Mutuo, de Hato Rey.

Sentada junto a mi hijo, en su sillón de impedidos, fijaba la mirada, en cada padre que llegaba con sus vástagos a sus citas, con sus fisiatras donde se ven tantas condiciones degenerativas, causadas por estas enfermedades que a cualquiera, que tenga hijos saludables, si visita ese lugar, se les arruga el alma.

Como madre es muy triste y duro estar en esa sala, observando cada rostro, es desgarrador, solo ver niños, empezando a vivir, con una de estas condiciones, jóvenes, graduados de las distintas universidades, teniendo que darles a su vida un giro de 350 grados, por no poder caminar, correr, hacer deportes, bailar, asunto que hacían anteriormente.

Muchas de estas condiciones, aparecieron en sus vidas de repentes, otras congénitas y algunas se manifiestan en la adultez, entre edades de 30 a 49, 60 años.
De todos los casos que vi llegar, uno en particular, logró llenar de lágrimas mis ojos, aquella pareja de jóvenes, con una niña hermosa en brazos, todos miraron extrañados, porque nadie va a esas clínicas, sino, en sillas de ruedas, pensé afligida, que quizás no tenían una adecuada para la condición de la menor.

La condición de la niña, se llama DUCHENNE, por sus siglas en inglés, (DMB) un tipo de distrofia, que ataca, entre los 2 y 6 años, siendo esta una de la más común, y donde progresivamente, provoca una atrofia general de los músculos y una fuerte debilidad, en la parte superior de las brazos, piernas y pelvis, llegando a vivir los pacientes no más de 20 años.

Pero estos padres, que dejaron las fiestas, los amigos, para no tirar la toalla y dedicarse de lleno al cuidado de esta pequeña, entendieron que la fe y la esperanza, los mantienen en pie de lucha.

Tenían ellos una mirada, diferente a otros padres allí presentes, transmitieron paz y sus ojos estaban alegres, enviando mensajes, de fortalezas a los presentes, hablando sin palabras, como queriendo decir “Se puede, si queremos”.

Aquella niña, acariciaba con ternura el rostro, de un padre feliz, balbuceando palabras, que el interpretaba, tirando por el suelo los pronósticos, de que los brazos, de ella no le levantaría jamás y lo estaba haciendo, porque el amor da vida.

Esos padres, comunicaron sin saberlo y todas las miradas, estaban puestas sobre ellos tres, miradas de lastimas y compasión, las cuales ellos ignoraron. Sus sonrisas abiertas las brindaban a todos esos desconocidos padres carentes de fe, mandaron una y otra vez tantos metas mensaje, que aman a su hija, por encima de todos los resultados positivos, sobre el avance de la condición.

Ellos asistieron a esas clínicas de terapias, en busca de palabras de aliento, de parte del doctor, fueron a enseñarnos que las realidades, hay que aceptarlas con valentía, porque saben el desenlace, de la condición de su hija, pero no se amilanan, ni sufren pensando, ¿cuando a su niña, le llegará la muerte?

Esos nóveles padres, nos dieron a todos esa mañana del jueves, una lección de vida, demostrando, con 4 horas de besos y abrazos, que las personas discapacitadas, sólo necesitan unos padres igual de especiales, como ellos, que les brinden, tolerancia, tiempo, amor y sobretodo su aceptación.

lunes, 22 de octubre de 2012

Estrategias genéricas competitivas. Saber hacer la diferencia



Para tener éxitos en nuestras empresas y hasta en la vida personal, las Estrategias son fundamentales, y hacer la diferencia, es el gran desafío!



 Jacqueline E. Tineo


Las estrategias, siempre nos ayudarán a alcanzar los objetivos propuestos, más estas deben ser muy bien planificadas y orientadas desde la realidad, teniendo en cuenta los diferentes elementos que la componen, o los niveles, como son: el corporativo, el competitivo y el funcional. De aquí que cada nivel estratégico utiliza sus propias estrategias para conseguir sus objetivos.

Creo, como lo plantea el autor, Manuel Aranda Ogavar, que sí existen estrategias genéricas para todas las empresas o instituciones, asi como también hay diferencias en todas ellas. He aquí LA CLAVE, del éxito de la misma.  Cada empresa ha de ser única, y por lo tanto, no se debe copiar las estrategias específicas o aquellas que hacen la diferencia. He aquí el reto. SABER HACER LA DIFERENCIA.

Siempre, en mi vida personal, comunitaria, institucional, o empresarial, he dicho y sostengo, que la originalidad de las personas y las cosas, es lo que hace grande a las personas o a las cosas, (llámese una empresa, escuela, comunidad etc.).  Para que una empresa se mantenga con altos niveles de competitividad, es clave tener bien definida sus estrategias.

La clasificación que hace Porter de tres tipos de estrategias: liderazgo en costes, diferenciación y enfoque, nos ayudan a entender el mundo gigantesco del mercado al que nos enfrentamos, y cómo eso nos impulsa a hacer serias investigaciones y buscar excelentes estrategias para no fracasar en nuestros intentos.

Cundo Parter presenta las cinco fuerzas competitivas, como son: proveedores, compradores, productos sustitutivos, competidores potenciales, y competidores actuales,  al parecer, estas fuerzas ejercen el poder atractivo del sector industrial. Esto sería entonces, como parámetros a tomar en cuenta a la hora de diseñar las estrategias adecuadas para el desarrollo y crecimiento de una empresa de acuerdo a la inversión que se haya hecho.

Las tres opciones estratégicas que propone Porter son, Liderazgo en Costes, La Diferenciación y el Enfoque, lo que nos ubica efectivamente en estrategias bien pensadas para contrarrestar las necesidades del cliente y satisfacer así sus necesidades en costos, en saber hacer la diferencia, “únicos” en la calidad e innovación de tal producto, o simplemente en la manera del trato directo con los clientes. Al igual que el Enfoque, que si bien es cierto, puede jugar un papel de real concentración y también de una gran diferenciación, también tiene el riesgo, de que si no tiene bien enfocado los segmentos desabastecidos o  los nichos; esta estrategia podría fácilmente claudicar.

Al transcurrir el tiempo, otros investigadores, van descubriendo que teorías propuestas por otros, pueden estar equivocadas, o que estas no brindan la adecuada perfilación. De aquí que varios autores como Karnani, Hill, Mathur, White Kotle,  Faulkner y Bowman han analizado y criticado el modelo de Porter. Hay ideas utilizadas contrarias a las de Porter y estas no han presentado ningún problema como los que anunciaba Porter. Por lo tanto, una vez más se confirma que una sola persona no tiene la razón, sino que otros pueden encontrar otras respuestas y diferir de aquellas que por años se consideraba la exacta respuesta.

Desde mi experiencia de trabajo, las observaciones, los diálogos, seminarios etc, me he dado cuenta y sostengo, que una empresa, cualquiera que sea, debe tener como primordial dos principales estrategias:
 
1.      1. El reclutamiento de personal altamente capacitado, pero sobre todo un personal que desborde apasionamiento por lo que hace, que se identifique y comprometa por la empresa. El personal de esa empresa que se identifique con la misma, trabajará como si la empresa fuera suya.  

2.       2. Un líder por excelencia.  La empresa que no tenga al frente un líder por excelencia que sepa dirigir a su gente, estaría sepultándose en vida. Un líder  NO un jefe. Un líder que  cree en su gente, un líder que sabe escuchar, que sabe delegar.

En cuestiones de estrategias competitivas, estas siempre se renovaran de acuerdo a las exigencias de los tiempos, y desde luego, cada una deberá imponerse marcando la diferencia!

sábado, 20 de octubre de 2012

“Bella”, de las cenizas, a la construcción de una muralla


Bella, Yuderquis Caraballo
Una mujer, bella por dentro y Bella por fuera

Por Jacqueline Tineo
Bella desde que nació,  “Bella” le dicen de apodo, y bella siempre será. Y no es para menos!.  Yuderquis Caraballo, es  su nombre oficial, pero para todos los que la conocemos, ella siempre será “Bella”.
 Conocí a Bella desde la infancia, quien desde siempre fue servicial y cariñosa. Siempre estuvo presente cuando se le necesitaba. Hoy recordando aquellos tiempos, recuerdo en su mirada cierta melancolía, quizás en algunos momentos pude ver hambre de pan, pero también hambre de conocimientos. Según me confesó "mi mayor pobreza, mas que de  alimentos, fue el de no haber aprendido a leer y escribir".
 Para aquel entonces, Bella, con su belleza natural no tuvo la oportunidad de ir a una escuela, de tener un techo propio, una familia estable, lo que quizás, era lo que reflejaba en aquella mirada melancólica, un tanto perdida y  como niña, no sabía expresar y yo mucho menos interpretar.
Vivió un tiempo en casa de mi abuela materna y desde ahí le redactaba las cartas para que le enviara a su madre, quien vivia en Puerto Rico. Vivió en distintos lugares, hasta que llegó un día en que su madre, quien se había casado con un boricua, le hizo los trámites legales de residencia, y así un 15 de agosto del 1988 se despidió de mí, con la promesa de que siempre estaríamos en comunicación.
Germani, la hija de Bella
 Recibí su primera comunicación al mes de su partida, una pequeña Tarjetita, que aún guardo conmigo por el mensaje de esperanza y confianza en Dios que me invitaba. Pasaron alrededor de casi 20 años que no tuve comunicación con ella, pero nunca perdí la esperanza de verla alguna vez y renovar  aquella amistad que desde niñas nos unió. Cabe decir, que siempre supe de ella a través de sus familiares, así como de  Gérmany,  su hija, la luz de sus ojos, quien también fue premiada por la belleza natural. Recibí algunas fotografías de ella y su hija, pero jamás volví a verla, más siempre guardé la ilusión de que un día el destino nos volvería a juntar y como siempre preguntaba por ella, un día tuve la oportunidad de conseguir su número de teléfono de Miami, donde llevaba  años viviendo.
 Lágrimas, sonrisas, abrazos prolongados y horas interminables en conversaciones, fueron los días que pasamos juntas en Miami, junto a su hija y esposo.  Después de 20 años, una semana era poco tiempo para compartir toda una vida, pero la fe y la esperanza de la que hablaba aquella tarjetita, siempre se mantuvo en  mí, y cuando se la mostré no podía creer que aun la conservara, pero siempre creyó en la sinceridad de nuestra amistad.
 Yuderquis Caraballo, se había transformado. Bella, aquella niña de ojos vivaces, y sonrisa conquistadora, era una mujer diferente!, una mujer, que se vistió de fortaleza, de humildad, valentía y coraje, una mujer de la que hoy con orgullo digo, es mi inspiración. Bella, transformó las cenizas de su pasado en una muralla gigante, porque desafió el tiempo y el espacio, y no le importó ser la muchacha más grande de la escuela, y que quizás, se burlaran de ella. No le importó, aunque le dolía, porque ella había decidido aprender de grande, lo que no le enseñaron de pequeña.  “A veces siento resentimiento por mi mamá, porque por su culpa no aprendí a leer y a escribir”,  son sentimientos que aún afloran, pero que enseguida, desaparecen, porque ella, lo más importante es que aprendió a leer y a escribir, y hoy se siente la mujer mas feliz del mundo, al tener una biblioteca en su casa, su propia casa, otro de sus sueños, así como el sueño de regalarle a su madre su propio techo.
Bella, tuvo que pasar por valles de oscuridad, desolación, pobreza y abandono, más ella hoy reconoce, que no estuvo sola,  porque  Dios nunca la abandonó. Decidir separarse del padre de su hija, fue un trago amargo, pero alentador. No tener familia quien  le diera la mano, la hizo más fuerte en la tribulación.  Dejar de comer para alimentar  a su hija, era una bendición, haber tenido varios matrimonios, una enseñanza para no equivocarse. Así, que cada experiencia dolorosa, la fueron convirtiendo en una mujer valiente, fuerte, en una heroína de la vida, quien poco a poco fue levantando su muralla, para ser la mujer que es hoy. Bella inició  con su primera empresa como “Yuderquis Servis”. Actualmente tiene a  Y &A ENTERPRISES CORP, empresa que ofrece diferentes servicios, como remodelación de baños y limpiezas de oficinas.  Construirle una casa a su madre, una de las mejores en la comunidad de la “Chichara”, Moca, Rep. Dom. es una de sus mayores satisfacciones. Tener sus ahorros para que su hija pueda ir a la universidad, una conquista.  En fin,  ella no es rica, trabaja arduamente  para garantizar los estudios de su hija y poder seguir ayudando a su madre quien es viuda.
“Las mujeres somos complicadas y difícil de entender”, es una expresión que un día me dijo. Cree,  que las mujeres somos muy exigentes y más cuando tenemos el control de la vida económica de un hogar, dice, podríamos sentirnos poderosas a la hora de tomar decisiones, aunque también sabe, que las mejores decisiones son las compartidas.
La amistad renovada, el cariño y respeto,  son hoy, mucho más fuertes. Ella, mi amiga de infancia, fue la madrina de mi boda, y madrina de bautizo de mi hijo. Mantenemos comunicación constante y de vez en cuando nos hemos vuelto a ver.  Hoy más que nunca, nos mantenemos muy unidas y compartimos nuestras experiencias de vida, y hasta nos convertimos en "paño de lágrimas" una a la otra.
Así,  que ni el tiempo ni la distancia pudieron apagar aquella amistad sincera de la niñez, porque hoy siendo adultas, cultivamos una amistad profunda, de aquellas, que hay que cuidar y valorar como una perla preciosa.
Hoy 20 de octubre es tu cumpleaños. Hoy celebramos tu vida que es bendición e inspiración para muchas mujeres. Gracias le damos a Dios por ti, por lo que eres y serás. Gracias por enseñarnos que de las cenizas, podemos construir murallas de vida.

jueves, 18 de octubre de 2012

"Nosotros debemos ser el cambio que queremos ver"




 
Por Jacqueline Tineo

“Nosotros debemos ser el cambio que queremos ver”  es un pensamiento de unos de los hombres más grande de la historia de la humanidad, el hombre de la paz: GANDHI.

Una frase, fresca como la primavera o como el invierno que pronto se renueva, me condujo a esta reflexión y que hoy quiero compartirla con todos ustedes.

Nuestro mundo, nuestra sociedad, pero sobre todo, nosotros los seres humanos, que anhelamos, reclamos, gritamos, peleamos y  luchamos por ver cambios transformadores, con mejor justicia para todos, alimentos para todos, agua para todos, viviendas para todos, educación para todos, salud optima para todos, en fin, bienestar para todos, al parecer, no nos damos cuenta, que somos nosotros los primeros que debemos ser, el cambio que queremos ver.

Cada día me sorprendo, aprendo y me enriquezco, con los miles de mensajes de superación, de optimismo, de fe y esperanza, de confianza, de querer ver un mundo mejor, solidario, de paz y felicidad;  de seguir caminado tras una caída, en fin, mensajes o frases celebres de grandes escritores de todos los tiempos,  así como aquellos pensamientos y reflexiones  que nacen a diario, de gente común, pero de gran experiencia de vida y sabiduría, quienes también van formulando mensajes de vida para ellos mismos y los de más. Esta gente común, también va dejando “estelas en la mar”, porque reconocen que  no hay camino, sino que “se hace camino al andar” como dijera Antonio Machado.

Nuestras sociedades anhelan cambios profundos y radicales, un cambio, que no sólo depende de un gobierno, de sus representantes, legisladores, líderes políticos, o líderes comunitarios, el cambio transformador ha de comenzar CONTIGO,  CONMIGO  mismo. 

Me pregunto, nos preguntamos:  

¿Yo quiero se haga justicia?, Se justo con los demás
¿Yo quiero paz?, siembra paz
¿Yo quiero amor?, da amor
¿No más guerras, no más hambre, no mas odios?,  se solidario, comparte tu pan, brinda tu amistad.
¿Igualdad, trabajo, respeto a los derechos humanos, compromiso, honestidad, servicio?, empecemos en creer y respetar  a los demás, valoremos a cada ser humano, sin importar lengua, sexo o nación.  Comprometámonos  con nuestra comunidad, con nuestra nación, dando de lo aprendido, devolviéndole a l estado como gesto de generosidad y agradecimiento los beneficios que nos han otorgado, claro, que para muchos, esto es una ofensa, porque en vez de recibir, le han quitado, y lo peor, le han robado los sueños de echar pa’lante.
¿No quiero más violencia ni más muertes?, actuemos  con prudencia  y vehemencia sin llegar a los impulsos desorbitantes.  Debemos aprender a escuchar más que hablar.
¿Menos pobreza, mejor salud? Practiquemos  la globalización de la solidaridad, de la sinceridad y  la verdad.  Hay que pasar por la experiencia del hambre, del dolor de estómago y el dolor escalofriante de una enfermedad, y en el peor de los casos, cuando en un centro de salud u hospital, no te dan las atenciones necesarias y urgentes por no tener un plan médico.  Para poder ENTENDER y COMPRENDER el dolor de los pobres, debemos pasar por el mismo calvario.

“Nosotros debemos ser, el cambio que queremos ver”  es un pensamiento que nos ha de mover a todos, de ponernos  frente al espejo y preguntarnos: ¿Qué estoy haciendo con mi vida para ver el cambio que yo quiero?  Y,  en estos días que se aproxima un plebiscito en Puerto Rico y se elegirá a su nuevo gobernador, no caería mal que nuestros principales candidatos a la gobernación y nuestros representantes también se miraran al espejo y se preguntaran: ¿Cuál es el cambio que nuestro pueblo quiere ver?, ¿cuál es paso que daré para ver el cambio de lo que quiero ser?

Quiero sentirme y creer que soy barro, para dejarme moldear según la realidad que acontece. Tener ojos para ver las dos caras de la moneda y saber actuar según cada una. Abierta a los cambios urgentes y necesarios que debo dar para ver aquello que deseo: Paz, justicia, solidaridad, libertad, felicidad. Todos y todas anhelamos profundamente vivir en paz pero no olvidemos  que el cambio que queremos ver, está en lo que debemos ser.