miércoles, 12 de septiembre de 2012

Buscando Justicia

OPINION

¡Qué barbaridad! Quisiera saber: ¿Si este hubiese sido un caso con una puertorriqueña?

Por: Dominga Valdez
Mañana 12 de septiembre, Franchesca Duarte y su madre, Zaira Jiménez asistirán de nuevo al Tribunal de San Juan, a la sala número 1102 a las 9:00 de la mañana, solo con el deseo, de escuchar un veredicto, justo.
Mañana, confiamos, sea para Franchesca Duarte ese el último viaje, para ver la cara del verdugo que marcó su vida, mañana la joven quisqueyana, quisiera borrar la decepción que le causó a ella, y sus familiares, saber que su agresor pudiese salirse con la suya, de que su brillante abogada Jane Hoffman, logre una condena mínima para Jorge Luis Ramos Rodríguez, el hombre que la llevó casi al borde de la muerte.
El pasado jueves 2 de agosto, Francesca Duarte Jiménez, acudió al Tribunal de San Juan, con la esperanza de acabar con aquello que ha tornado su vida en una pesadilla, ese día ella quería escuchar que a su agresor Jorge Luis Ramos Rodríguez, la jueza Nerisvel Duran, le dictara una sentencia con agravantes, en la moción presentada por la fiscal Gretchen Pérez Catinchi y que a su caso se hizo justicia, pero no fue así, porque aquella vista de lectura de sentencia por el cargo de lesión negligente, que fue hallado culpable Ramos, su agresor y ex pareja fue pospuesta para este 12 de Septiembre.
Otra espera más para Franchesca Duarte y sus familiares que desean termine todo esto, que ha causado tanto dolor y consternación a la comunidad dominicana y puertorriqueña, quienes se han desbordado en muestras de solidaridad para Duarte, quien perdió ambas piernas, cuando Jorge Luis Ramos la pilló con su auto el pasado 19 de Diciembre del 2011, frente al bar El Triunfo de Santurce, donde bajo una discusión de pareja, esta terminó, con sus piernas amputadas, porque a Ramos se le ocurrió pillarla con su auto.
El caso de Franchesca Duarte, ha tenido grandes fallas desde sus inicios, salpicado además, de una nota visible de discrimen, contra esta joven dominicana y nuestra comunidad quisqueyana en la isla.
¡Qué barbaridad!, quisiera saber ¿si este hubiese sido un caso con una puertorriqueña? es natural que Ramos, este confinado sí violentó las condiciones establecidas de su probatoria o privilegio de la sentencia suspendida que había logrado su incisiva abogada la licenciada Hoffman, quien por todos los medios, trata de defender una causa indefendible, ante la vista del mundo, pero ese es su trabajo, esa parte la entiendo, pero sin ni siquiera arrugársele el alma, cuando ve sentada a Duarte sin sus piernas, en la sala y tener además que cargar ella sola, con la crianza de la hija de ambos, porque el joven dio muestra que es un maltratante, violento ante la sociedad.
Las jornadas de apoyo a Franchesca Duarte, han sido gigantesca, efectuadas por el recién formado Comité de Ciudadanos e instituciones pro-Justicia, además del Centro de la mujer Dominicana, quien junto con el Comité de los Derechos Humanos, han estado mano a mano con Duarte, desde que supimos la mala noticia de su caso, donde Duarte ha recibido, muestras de solidaridad, no solo de la comunidad dominicana, sino también de la puertorriqueña y personas que han pasado por el ciclo de maltrato y violencia en la isla, han dado un total endoso a Franchesca, en esta lucha además de las distintas organizaciones dominicanas, sin fines de lucros existentes en Puerto Rico, así como también los diputados electos de Ultramar Adelys Olivares (PRD) y Levis Suriel (PLD) y ex candidatos de los diferentes partidos, que accionaron en la pasada contienda política en la isla.
La situación de Franchesca Duarte generó muchas expectativas ha mantenido en vilo a las comunidades dominicanas y puertorriqueñas, que esperaron la transmisión de los noticieros locales para ver si condenaban a Ramos, ese 2 de Agosto , pero no fue así, y porque entienden que en este caso ha mediado el discrimen y por eso Duarte, ha recibido ese gran apoyo de aquellos que han vivido en carne propia, el dolor del maltrato y que esperaban un resultado satisfactorio para enmendar en algo, los daños causados por Ramos a Duarte y a su familia.
Talvez, esta presión que las comunidades y las distintas organizaciones, en Puerto Rico, han ejercido sobre la justicia de Puerto Rico, pueda lograr un veredicto justo, de parte de la togada Nerisvel Durán, porque la vara debe ser de doble vía, y la justicia, es para todos, el que viole la ley.
Franchesca Duarte, empieza a vivir y a criar a la hija de un año, que procreó con Ramos, esperanzada en poder salir adelante, aun sin sus extremidades inferiores, pero su familia sólo desea una palabra, “JUSTICIA”, me alegra enormemente, la cobertura que los medios de comunicación locales han brindado constantemente, además del gran seguimiento y respaldo al caso, de esta dominicana, porque ellos están consiente que Duarte, se quedó sin sus piernas, pero también esperan equidad de parte de la togada.
Este caso ha logrado crear un precedente, porque Jorge Luis Ramos Rodríguez, la llevó al borde de la muerte y la jueza Duran, encontró al maltratante abusivo, solo culpable de un cargo de lesión negligente y le rebajó el cargo de lesión agravada, porque según la togada los argumentos presentados, por el Ministerio Publico, no probó el elemento de intensión que requiere un delito grave como ese, ¡que pantalones!
Franchesca Duarte, volverá este 12 de septiembre a ese Centro Judicial en busca de justicia y a ver al verdugo, que le ha robado la ilusión y la tranquilidad, porque ella pensaba que no vería más al que debió protegerla y le hizo tanto daño esperando que de nuevo no se marche con el mismo dolor, que oprime su alma, Franchesca Duarte, asistirá a la vista a ver si ponen fin a ese traumático ayer y tiene de nuevo que encontrase de frente, con una justicia que la ha defraudado, porque ella desea asegurarse que la vara noble de la jueza Durán, será severa este próximo 12 de Septiembre, porque estaremos hay, dejándole saber al sistema de la isla, que la justicia es para todos.
La jueza Nerisvel Durán, sabe que Jorge Luis Ramos, pudo además haberle causado la muerte a Franchesca Duarte, sin este pensar en la hija que ambos procrearon, una sentencia justa, es lo menos que merece Duarte y su familia, y eso no sólo dará conformidad y paz a Franchesca y a su madre Zaira Jiménez, quien todo el tiempo ha pedido con el corazón una sola palabra, “JUSTICIA, PARA FRANCHESCA.
Toda la comunidad dominicana está y pendiente dolida, y discriminada porque queremos volver a confiar en el sistema judicial de Puerto Rico, pero solo si Jorge Ramos Rodríguez, es sentenciado, enérgicamente por el delito de trocharle la vida, y poner al borde de la muerte, a la mujer que solo le regaló la dicha de ser padre.
*La autora es periodista
domingavaldez@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tejiendo Sueños, Sólo noticias positivas que inspiran y dan luz, con un toque profundo y de rostros humanos!. Reflexiones, reportajes, pensamientos, historias que llegan a tu corazón!.
Gracias por tus comentarios.